Dedicado, con amor, a los bocazas, falsos, cínicos e hipócritas del mundo entero esto.

“Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callarse” 
E. Hemingway

 Juro por mi escote palabra de honor que estoy aprendiendo a callar; tan importante como saber hablar bien es saber callar a tiempo.

La cultura que hemos recibido hace que nos convirtamos en habladores continuos, tratando de evitar que nuestro interlocutor esté más actualizado que nosotros y donde pasamos a ser más subjetivos que objetivos.
Es un método muy difícil de eliminar que cada persona se convierta en dueño absoluto de la verdad, donde lo suyo pasa de ser opinión a imposición, y donde sin presenciar un acontecimiento da su opinión, que puede ser manipulada por el periodismo ( si es una noticia ) o formada subjetivamente si es algo de nuestro entorno.
Esto nos lleva a escuchar cosas coherentes o barbaridades.
Los comentarios que, a veces, hacemos salir a la luz, si no tienen una fuente segura, se corre el riesgo de que sean malintencionados o carentes de veracidad. En la escuela secundaria, en una materia nos dieron un proverbio, o algo parecido, donde nos dijeron que: de lo que veas cree la mitad, y de lo que oigas, solo la cuarta parte. Con esto cierro mi exposición porque es más fácil hablar por hablar que comentar con fundamento.

Fuente(s):

la Experiencia.
Anuncios
Publicado en als

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s